Si usted está planificando sus vacaciones familiares de verano, la época cuando nos damos la oportunidad de disfrutar en compañía de los nuestros por ser también época de asueto escolar, le recomendamos que contemple detenidamente la posibilidad de visitar ELOTA, el municipio más tranquilo de Sinaloa que le ofrece hermosas playas y restaurantes especializados en cocina del mar, excelente pesca en aguas protegidas, zonas arqueológicas, sitios históricos, culturales, recreativos, además de un clima extraordinario durante todo el año y sobre todo la bienvenida de un pueblo muy hospitalario.

Si usted vive en algún municipio de Sinaloa o entidad vecina, para llegar a ELOTA existen dos excelentes carreteras, la maxi pista que es de cuota con doble carril y posee zonas de descanso y la carretera federal 15 llamada “internacional” ubicándose a 90 kilómetros al norte de Mazatlán y a 115 al sur de CULIACAN, ciudades que poseen aeropuertos internacionales.

 

La licenciada Oralia García Corrales que es directora del área de turismo municipal nos expresa que el municipio de ELOTA ofrece atracciones para toda la familia, empezando con estas cabeceras municipal, la ciudad de la cruz en donde se encuentran dos museos, un parque acuático con toboganes y albercas para toda la familia, esta última se ubica por el bulevar Luis Donaldo Colosio, a las salida de la ciudad rumbo a el bolillo y se cubre módica cuota.

Aquí mismo, a 5 kilómetros se encuentra la playa Ceuta con un hermoso malecón, en donde existen varios restaurantes de primer nivel, dos de ellos de excelente calidad como es el playa Ceuta y el NAO Rodríguez, con alta cocina y producto de primera calidad.

Para seguir disfrutando de las frescas aguas del mar, a 12 kilómetros de la ciudad se encuentran las playas de celestino Gasca y Rosendo nieblas, que también le ofrecen servicios de cocina del mar a base de pescado y mariscos y, sobretodo disfrutar el paladar con los mejores ostiones del mundo recién sacados del  mar.

Y para seguir en este renglón tenemos las playas gavilanes, en el ejido culiacancito, un lugar hermoso para seguir disfrutando del clima y de un mar limpio y cristalino, pero sin servicios de alimentos, en donde las familias que nos visitan suelen llevar su propia comida y pasar un día muy agradable, sobre todo en la tranquilidad familiar.

La ciudad de la Cruz ofrece parques muy agradables para pasear en la frescura de las tardes, disfrutar de sabrosos “raspado” de frutas naturales, tomar un refresco y gozar de la quietud de un pueblo amable y hospitalario con los visitantes. Pero si usted gusta indagar sobre aspectos históricos, a menos de 15 minutos dela ciudad, en la comunidad de Bella Vista se encuentran los famosos petroglifos, gigantescas piedras en donde los primeros pobladores de estas tierras, mucho antes de la llegada del conquistador español, dejaron testimonios de su cultura.

También en ese lugar se puede apreciar los hornos utilizados con fines industriales en los primeros años del siglo pasado. También a menos de 30 minutos de la cabecera municipal, por una carretera pavimentada, puede usted visitar la presa “El Salto”, sitio muy buscado por amantes de la pesca deportiva de diferentes partes, ciudades de Estados Unidos, de México e incluyendo visitantes de Japón que aseguran que aquí se pesca la mejor lobina del mundo, debido a que la pesca es de “capturar y regresar al agua" la pieza, por supuesto después dela clásica foto.

También por ese rumbo, tomando la carretera Internacional y a unos 25 kilómetros, se encuentra la comunidad de Elota, una de las ciudades más antiguas de México ya que existen datos que era un asentamiento indígena a la llegada de los españoles en el año de 1500.

Hoy es Ia comunidad de ELOTA posee el distintivo de “Pueblo Señorial” en donde puede visitar el templo de la Purísima Concepción, principal recinto religioso; cruzar la calle y llegar al Museo Comunitario en donde podrá descubrir la cultura e historia de este bello, pueblo, recorrer a pie sus callejones serpenteantes, detenerse a descansar en las bancas de la plazuela rodeada de jardines, comprarvariadas artesanías.

 

AI pie del rio del mismo existen atractivos muy especiales, como el balneario Ramavi, el “Chorrito” un promontorio de donde emerge un venero de agua durante todo el año en donde

se asegura que aquel que bebe de esa agua, tarde o temprano regresa a este histórico pueblo; visitar el viejo panteón del siglo XIX con las variadas leyendas como el de las Tumbas Encadenadas, que hablan de dos enamorados que nunca pudieron cristalizar en el lecho su pasión y como no se casaron, al morir sus tumbas quedaron lado al lado, separadas por unas cadenas que hablan de la pureza de la novia.

 ELOTA es un pueblo con historia muy antigua. También con la escrita en la época revolucionaria; su separación del municipio de Cósala y las luchas agraristas que se dieron el siglo pasado para dotar de tierras a campesinos que hoy, ellos o sus descendientes, son los mejores productores de maíz del mundo.

 Por estas y por muchas razones más, visitar ELOTA en sus vacaciones le dejará una agradable sensación y por supuesto el deseo de regresar, sabedor que aquí se evitará problemas de tráfico, aglomeraciones y disfrutará con su familia de paz y tranquilidad, pero además económicamente es más barato que otros sitios de vacaciones.

Finalmente en materia de hoteles debemos reconocer que solo existe uno de primer nivel, el JR, hay más albergues, algunos muy modestos pero limpios, otros no tanto, el chiste es buscar y encontrará u buen alojamiento.

 

Aquí los esperamos con los brazos abiertos.

 Para mayor información búsquela en el teléfono

O1 696 1 01 11 con  licenciada Oralia García Corrales